Jerry Sandusky, ex entrenador asistente del equipo de fútbol estadounidense de Penn State, pidió el jueves a un juez que revoque sus condenas por abuso sexual infantil y le otorgue el ben3eficio de un juicio nuevo, argumentando que sus abogados carecieron de tiempo suficiente para prepararse y que el estatuto de limitaciones para algunos cargos había expirado.

Los abogados de Sandusky presentaron la apelación en el tribunal de justicia en Bellefonte, donde fue sentenciado hace dos semanas de 30 a 60 años de prisión después de ser declarado culpable de abusar de 10 niños, a algunos de ellos en el campus de Penn State en State College. Señalaron que no hubo evidencia suficiente para apoyar las condenas.

El escándalo manchó la reputación del programa de fútbol de Penn State — uno de los más admirados en un país que reverencia los deportes universitarios — y derivó en acusaciones de que funcionarios de alto rango de la universidad, preocupados por la imagen de la escuela, pasaron por alto las acusaciones durante años mientras Sandusky abusaba de sus víctimas.

Sandusky permanece en la cárcel del condado en espera de ser transferido a una prisión estatal para cumplir su sentencia por 45 cargos criminales. Ocho hombres jóvenes testificaron contra él en junio, describiendo un rango de abuso que incluyó caricias y sexo anal y oral cuando eran niños.

Sandusky ha sostenido permanentemente su inocencia, y sus abogados han dicho persistentemente que sienten que fueron apresurados a meterse al juicio y cubiertos con una montaña de documentos entregados por los fiscales en los pocos más de siete meses entre su arresto en noviembre y su juicio en junio.

Sandusky, de 68 años, se forjó una reputación nacional como uno de los mejores entrenadores defensivos del país cuando trabajo con el entrenador en jefe Joe Paterno, incluidos dos campeonatos nacionales. Esa imagen fue destrozada el año pasado por su arresto, lo cual llevó al despido de Paterno como entrenador.

Dos administradores de Penn State fueron acusados de mentir a un jurado investigador que indagaba sobre los cargos contra Sandusky y de no reportar a las autoridades adecuadas los presuntos abusos infantiles.