El presidente palestino, Mahmud Abás, acusó hoy al primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, de acabar con la solución de dos Estados y advirtió de "situaciones desagradables" si continúa aumentando la frustración en la calle palestina.

En una entrevista exclusiva con el diario israelí Yediot Aharonot, Abás aseguró sentir "desinterés" en la paz por parte de la población israelí y auguró consecuencias negativas de seguir estancado el proceso de paz.

"Las cosas irán mal. No es que esté amenazando con una tercera Intifada. El regreso al terrorismo está fuera de cuestión. Pero la desesperación y el desaliento podría llevar a situaciones desagradables", declaró al rotativo.

Abás mostró su preocupación por el hecho de que "el asunto palestino no esté en la agenda de los partidos" israelíes, ocupados con otras cuestiones como el programa nuclear iraní o las protestas sociales.

Otro problema, enumeró, es que "Netanyahu ha conseguido convencer a la gente de que los palestinos no son un socio válido para la paz" y que el ministro de Asuntos Exteriores, Avigdor Lieberman, quiera "eliminarle".

Aún así, el presidente palestino defendió su decisión de hace dos años de suspender el proceso de paz, que atribuyó al deseo de Netanyahu de empezar las negociaciones desde cero, y no desde el punto en que quedaron con el proceso de Annapolis, al que llegó el anterior gobierno israelí de Ehud Olmert, y a su pretensión de "querer hablar solo de seguridad y de sus soldados en el Valle del Jordán (en el territorio palestino de Cisjordania)".

"Veo como Netanyahu está arruinando ahora la solución de dos Estados. Pero seamos claros: la situación actual no puede mantenerse y nadie en nuestro lado estará de acuerdo con una solución de un Estado para dos pueblos", añadió.

Abás mostró su esperanza de que el nuevo estatus de Estado observador que Palestina obtenga en la Asamblea General de la ONU, que solicitará este mes, haga que "nadie pueda ignorar la demanda de establecer un Estado en las fronteras de 1967", previas a la ocupación israelí de los territorios palestinos en la Guerra de los Seis Días.