La Bolsa de Tokio subió hoy por cuarta jornada consecutiva y cerró en su máximo en tres semanas, alentada por la caída del yen, lo que beneficia al sector exportador, y por el optimismo en el resto de mercados, según los analistas.

El selectivo Nikkei subió 176,31 puntos, el 2 por ciento, hasta 8.982,86 puntos, mientras que el índice Topix, que agrupa a todos los valores de la primera sección, ganó 12,51 puntos, un 1,69 por ciento, hasta 752,30 enteros.

La totalidad de los 33 sectores que forman el parqué tokiota cerraron en positivo, liderados por los de metales no ferrosos, almacenes y fabricantes de automóviles.

El mercado nipón abrió con ganancias empujado por la depreciación del yen a su mínimo en un mes con respecto al dólar en Nueva York, y por el optimismo de la víspera de mercados de EEUU y Europa.

En Tokio, el dólar se intercambiaba hoy en la banda baja de los 79 yenes y el euro en la media de los 103 yenes.

Las expectativas por la recuperación económica en EEUU y posibles medidas de flexibilización monetaria adicionales que podría anunciar el Banco de Japón (BOJ) en su próxima reunión del 30 de octubre también incrementaron el ímpetu de los inversores.

"Por fin hay muchos aspectos positivos para la Bolsa de Tokio", consideró Masatoshi Sato, analista de Mizuho Investors Securities, en declaraciones a la agencia Kyodo.

Además, según Sato, una aparente mejora de la situación en la zona del euro ha llevado a los inversores nipones a asumir mayores riesgos en el mercado, traducidos en subidas como la de la eléctrica Yaskawa Electric, que ganó un 6,7 por ciento a pesar de anunciar la caída de sus previsiones de beneficio para 2012.

El dato de crecimiento del 7,4 por ciento en China en el periodo julio-septiembre apenas inquietó a Tokio, al considerar que el indicador se encuentra en línea con lo estimado por los inversores.

De entre los principales valores de la sesión destacó el aumento de Sony (2,8 %), Advantest (6,2 %) o Toyota Motor, primer fabricante japonés de automóviles (2,5 %).

Honda Motor se apreció un 4 por ciento, después de rumores que apuntan a que el fabricante ha desarrollado tecnología capaz de reducir el consumo de tierras raras en un 30 por ciento en la producción de sus modelos híbridos.

Empresas con intereses en China también cerraron en positivo, como el fabricante de maquinaria Komatsu, que subió un 4,7 por ciento, o Hitachi Construction, que ganó un 3,7 por ciento.

En la primera sección cerraron con ganancias 1.327 valores, frente a 240 que terminaron en negativo y 114 que permanecieron invariables.

En total, cambiaron de manos 2.088,27 millones de acciones, por encima de los 1.829,04 millones del miércoles.