El oficialismo en Argentina dijo hoy que impulsará en el Parlamento un proyecto de ley para reglamentar el mecanismo de "per saltum" de la Corte Suprema de Justicia, por el cual el máximo tribunal puede intervenir en una causa judicial soslayando las instancias inferiores.

Parlamentarios oficialistas explicaron en una rueda de prensa que el proyecto propone que el recurso de "per saltum" solo pueda ser utilizado en "temas de gravedad institucional".

El "per saltum" es un mecanismo que le permite al Supremo tomar para sí una causa de un tribunal inferior antes de que se agoten todas las instancias correspondientes.

El titular del bloque de senadores del gobernante Frente para la Victoria, Miguel Ángel Pichetto, explicó que la iniciativa establece que el "per saltum" se active ante una "situación de gravedad institucional" y con una "sentencia en primera instancia o medidas cautelares que produzcan la interrupción del proceso o lo demore indefinidamente".

"Qué mejor que intervenga en estos temas de gravedad institucional una Corte proba, que ha demostrado en los hechos independencia de criterios", dijo Pichetto.

La iniciativa ha sido cuestionada por sectores de la oposición.

El jefe del bloque de diputados de la Unión Cívica Radical (UCR), Ricardo Gil Lavedra, dijo que el proyecto busca "limitar" a la Corte Suprema y tiene como objetivo final lograr que "el pleito en torno a la Ley de Medios" audiovisuales, cuya aplicación efectiva depende de una decisión judicial, "se resuelva de una manera, como quiere el Gobierno".

En este sentido, Pichetto dijo que los recursos presentados por los medios de comunicación en contra de la ley han demorado la aplicación de la norma durante tres años.

"Lo que estamos buscando es un mecanismo para legislar el mecanismo (de "per saltum") para este tema (el de la ley de medios) y para otros temas que revistan la característica de gravedad institucional", sostuvo Pichetto.

La también senadora oficialista Diana Conti dijo que la iniciativa busca una llegada "rápida" a la "prestigiosa" Corte Suprema en casos de "gravedad institucional" ante jueces de instancias menores que siempre conceden amparos y medidas cautelares.