El estado de salud del renombrado arquitecto brasileño Oscar Niemeyer, de 104 años de edad, "permanece estable", está respirando sin ayuda de aparatos y alimentándose normalmente, informó hoy el hospital de Río de Janeiro donde está ingresado desde el pasado sábado.

Un nuevo boletín emitido por el Hospital Samaritano de Río de Janeiro señaló este jueves que el estado de salud de Niemeyer "permanece estable" y el paciente "está lúcido, respira sin ayuda de aparatos y se alimenta normalmente", prácticamente la misma situación del miércoles y sin una previsión de alta médica.

Niemeyer llegó al hospital el sábado "con un cuadro de deshidratación", según el primer parte emitido por el doctor Fernando Gjorup, del área de Clínica Médica y Terapia Intensiva de la clínica.

Inicialmente el hospital había señalado que por deseo de la familia no divulgarían boletines médicos sobre el estado de salud del arquitecto, pero posteriormente emitió un comunicado.

El arquitecto, conocido internacionalmente por ser autor de los principales edificios de Brasilia, pasó dos semanas internado en ese mismo hospital el pasado mayo por una neumonía.

En junio pasado, en el mismo hospital, falleció la única hija del arquitecto, Ana María, a los 82 años, debido a un enfisema pulmonar.