El Gobierno estadounidense, que retiró recientemente de su lista de grupos terroristas extranjeros a la organización iraní MEK (Mujahedin-e Khalq), dijo hoy que no olvida su pasado y no lo ve como un movimiento de oposición viable en Irán.

"No vemos a MEK como un grupo opositor viable o un movimiento democrático de oposición en Irán", dijo hoy el subsecretario de Estado para Asuntos Públicos, Mike Hammer, en un encuentro con ciudadanos de todo el mundo a través de Facebook.

Hammer señaló que, aunque el grupo fue sacado de la lista de grupos terroristas extranjeros, el Departamento de Estado "no pasa por alto ni olvida sus actos pasados de terrorismo, incluidos contra ciudadanos estadounidenses".

La organización, cuyo brazo político constituye la principal oposición al régimen iraní, depuso las armas en 1990 tras haber mantenido una actividad armada contra Irán en los años 70 y 80 desde su refugio en Irak, un periodo en el que Estados Unidos alega que asesinaron a varios militares y civiles estadounidenses.

El grupo, también conocido como Organización de los Muyahidines del Pueblo de Irán (OMPI), figuraba en la lista de grupos terroristas desde 1997.