Un tribunal dominicano ordenó el jueves prisión preventiva contra 3 alemanes, entre ellos el líder de una secta apocalíptica, luego de que se enfrentaron a tiros con la policía y a quienes las autoridades les confiscaron varias armas de grueso calibre.

Peter Brunck, aparente líder del grupo "Academy for the Future Life", y su hijo Daniel Brunck deberán permanecer en la cárcel un año en espera de que la fiscalía concluya la investigación sobre sus actividades, así como el origen y uso que darían a las armas.

Junto a los dos hombres fue detenida Isabella Dietrich, una alemana de 46 años, quien permanecerá en prisión preventiva durante tres meses, según el fallo del tribunal.

Además de la investigación por posesión ilegal de armas, Peter Brunck y Dietrich enfrentarán cargos por disparar en contra de una patrulla policial y herir a 3 agentes.

Peter Brunck, de 61 años, negó, a través de un traductor oficial durante la audiencia, ser el propietario de las armas confiscadas la víspera en su casa, ubicada en el exclusivo complejo residencial La Mulata III en la zona turística de Sosúa, 225 kilómetros al norte de Santo Domingo.

Los tres ciudadanos alemanes fueron representados en el tribunal por un defensor público, ya que no contaban con abogado.

Alba Núñez, fiscal de Puerto Plata, provincia donde se localiza Sosúa, detalló que en la casa de Brunck fueron hallados al menos seis rifles de asalto M-16, un fusil SIG 552 comando con mira telescópica, cinco escopetas, una escopeta Winchester, una granada y tres pistolas con luz infrarroja, entre otras armas de fuego, además de varias ballestas tipo arco, trajes camuflados, siete chalecos antibala, un vehículo blindado, una ambulancia y sofisticados equipos de comunicación.

Brunck aseguró durante la audiencia que con la ambulancia ofrecía ayuda a personas de escasos recursos cuando necesitaban trasladarse a algún centro de salud.

La Procuraduría general investigaba el jueves el origen y uso del armamento, así como las actividades en el país de la organización "Academy for the Future Life", cuya sede y número de miembros no han sido identificados. "Había muchas armas, hay cosas que son delicadas", dijo el procurador general, Francisco Domínguez Brito, luego de visitar el lugar en donde Peter Brunck, Dietrich y otro hombre se enfrentaron el miércoles en un tiroteo con agentes policiales.

La casa de Brunck, situada en una colina dentro del perímetro del complejo residencial custodiado por seguridad privada, cuenta con piscina y un polígono de tiro bajo techo.

El ministerio de Interior y Policía, encargado de aprobar y emitir los permisos de porte de armas de fuego, desconocía que en la residencia de Brunck había un polígono de tiro.

Durante el enfrentamiento, que se prolongó por más de una hora, murió la pareja de Dietrich, un ciudadano alemán identificado como Peter Demetrick, y quien según el reporte policial fue quien comenzó el tiroteo.

Tanto Demetrick como la mujer, que también disparó contra los agentes, portaban chalecos antibala, aseguró la policía. Un video de una televisora local de Sosúa, muestra Dietrich, con chaleco antibala, en el momento en que fue arrestada.

El tiroteo comenzó cuando la patrulla policial y un fiscal intentaban allanar la vivienda debido a quejas de vecinos que denunciaron haber escuchado frecuentes ráfagas de fuego y de una solicitud del ministerio de Medio Ambiente que descubrió presuntas irregularidades aún no detalladas.

La fiscal Núñez aseguró que Brunck y sus acompañantes eran investigados desde agosto debido a las denuncias de los vecinos.

Debido a que la patrulla fue recibida el miércoles a tiros por Brunck y sus acompañantes, un equipo de la división de investigaciones criminales acudió a la zona para responder a la agresión, detalló la policía.

El procurador Domínguez Brito rechazó revelar las hipótesis que manejan las autoridades sobre el uso que Brunck y su secta daban a las armas e insistió que en los próximos días presentará los resultados de la investigación.

Un equipo de la policía, acompañado por perros entrenados, buscaba el jueves más armas u otros objetos ilícitos en la casa de Brunck, ubicada en el complejo residencial La Mulata III, compuesto por casas de veraneo donde habitan principalmente ciudadanos alemanes, informo el vocero policial Diego Pesqueira.

Los agentes policiales y los fiscales también registraron otras viviendas en zonas residenciales del complejo turístico de Sosúa, donde una gran concentración de inmigrantes alemanes.

Brunck, de 61 años y originario de Meisenheim, reside desde 2006 en Sosúa y de acuerdo con la página web de su organización viajaba con frecuencia a Alemania, Suiza y otros países europeos para impartir seminarios sobre el supuesto legado de culturas extraterrestres y el posible fin del mundo en el 2012.

A finales del 2006, Brunck denunció que había sido blanco de un ataque armado cuando conducía su vehículo en Sosúa. En esa época, Brunck enfrentaba un litigio judicial interpuesto por un grupo de vecinos de La Mulata III. Meses antes, su abogado dominicano Wilson García había muerto baleado en la ciudad de Puerto Plata, en circunstancias que nunca fueron esclarecidas.