El peruano Ricardo Zárate, considerado como uno de los mejores nuevos chefs del 2011 por la revista Food & Wine, deleitó durante toda una semana a sus comensales en Australia con una gran variedad de platos a base de ají amarillo.

Los emblemáticos cebiches, que se elaboran con pescado crudo macerado en limón y ají, tiraditos (especie de sashimis) de conchas de abanico y erizo, anticuchos (pinchos de carne o de corazón de res), formaron parte de este apetitoso menú, junto al tradicional Seco o guiso de res con frejoles, contó hoy a Efe Ricardo Zárate.

Los australianos también se rindieron ante las causas, otro de los platos emblemáticos de Perú que lleva capas de papa prensada con ají, acompañadas de un relleno, que en las presentaciones de Zárate en un lujoso hotel de Sídney y un restaurante la localidad de Berri, fueron de cangrejo o pescado.

El ají amarillo "es el producto gastronómico que está presente en el 90 % de los platos bandera de Perú", aunque muchas veces es muy difícil encontrarlo fuera del país sudamericano, comentó el dueño de "Picca" y "Mo-Chica" en California, nombrado el Mejor Nuevo Restaurante de Los Ángeles en 2009.

Zárate, el menor de doce hermanos, asegura que para él la cocina está vinculada a la "memoria" del sonido de los fogones que nunca paraban en su casa, y de la "historia" gastronómica de Perú, que tiene elementos indígenas, españolas, así como la influencia de inmigrantes como los chinos y japoneses.

Este cocinero limeño tiene mucho de innovador, pero sobre todo tiene un "profundo respeto por la tradición", según enfatizó.

Se trata de la segunda visita de Zárate después de que el año pasado fuera invitado por el Festival Gastronómico Crave de Sídney y él espera poder retornar el próximo año e incluso la posibilidad de abrir un restaurante en Sídney.

"La comida en Australia es de buena calidad, tiene buenos productos" y Sídney es una ciudad "muy bonita", comentó este embajador de la comida de Perú.