En su momento, Sylvia Kristel estaba preocupada por protagonizar la película erótica de 1974 "Emmanuelle", pero se animó pensando que pocos la verían.

"Pensé: 'vaya, esto no es fácil''', dijo la actriz holandesa en una entrevista. "Estaba nerviosa, pero mi novio me dijo: '¿quién va a ver la película?. La censura nunca la aprobará'''.

Pero los censores sí la aprobaron y se convirtió en una clásica de la liberación sexual de la década de 1970, llevando a Kristel al estrellato internacional.

Kristel murió de cáncer el miércoles a los 60 años, anunció su compañía de representación el jueves. La actriz había luchado contra la enfermedad por varios años.

En 2005 dijo al diario holandés De Volkskrant que su ex pareja, el autor belga Hugo Claus, la había convencido de protagonizar "Emmanuelle". La historia erótica dirigida por el francés Just Jaeckin contaba las aventuras sexuales de un hombre y su hermosa y joven esposa en Tailandia.

"Dijo, 'Tailandia, qué lindo, nunca hemos estado allí y de todos modos la película jamás saldrá de Holanda, así que no avergonzarás a tu mamá''', relató Kristel. "Al final, 350 millones de personas la vieron en todo el mundo".

Kristel nació en una familia religiosa dueña de un hotel en la ciudad holandesa de Utrecht, en el centro del país. Su gran belleza definió su carrera primero como modelo y luego en la ardiente "Emmanuelle"

Ni siquiera participó en el casting cuando Jaeckin visitó Holanda en busca de su estrella. Pero el director dijo que cuando la vio en la agencia de talentos donde buscaba a sus actores supo inmediatamente que estaba destinada al papel.

"Cuando vi su cara, quedé pasmado", declaró en una entrevista con la revista francesa Le Nouvel Observateur.

Kristel también protagonizó las subsecuentes historias de "Emmanuelle" así como películas de Hollywood, incluyendo "Lecciones privadas" en 1981.

Su agente la describió como una de las más grandes estrellas del cine de Holanda, con más de 50 películas internacionales filmadas.

Entre ellas hubo muchas con tintes eróticos, como una adaptación en 1981 — también dirigida por Jaeckin — de la novela de D.H. Lawrence "El amante de Lady Chatterley" y "Mata Hari", cuatro años después.

Pero al mudarse a Hollywood, cuando rondaba los 30 años, cayó en el mundo del alcohol y las drogas.

"Desearía poder saltar esa parte de mi vida", dijo a De Volkskrant. Después regresó a vivir en Amsterdam, donde comenzó a pintar.

En el 2006 fue honrada con el premio especial del jurado en el Festival de Cine de Tribeca por un corto animado que dirigió llamado "Topor et Moi", el título es una referencia al ilustrador francés y cineasta Rolan Topor.

Jaeckin, quien también es escultor y tiene una galería en París, expresó por teléfono que él y Kristel se mantuvieron en contacto, llamándose uno al otro cada tres o cuatro meses. La última vez que hablaron, empero, fue en febrero.

"Estoy muy triste... Ella era como una hermanita para mí", dijo Jaeckin.

"Empezamos juntos...'Emmanuelle' nos trajo muchos problemas. Nos etiquetaron un poco", dijo. "Fue un filme muy refutado entonces y ahora es una película de culto".

Kristel señaló que nunca se arrepintió de hacer la película pero que le sorprendía cómo cambiaba la percepción de la gente sobre ella.

"La gente no asume que John Wayne le dispara a las personas y monta a caballo los fines de semana", dijo a un entrevistador holandés. "Pero sí creen que soy una ninfómana".

Kristel deja a su pareja Peter Brul y un hijo con Claus, Arthur Kristel. La actriz será sepultada en una ceremonia privada.

___

La corresponsal de AP en París Elaine Ganley contribuyó con este despacho.