Susie Wolff probó el miércoles un bólido de la Fórmula Uno, para ser apenas la cuarta mujer con ese logro, el cual dedicó a su antecesora, la española María de Villota, quien perdió la vista del ojo derecho en julio, debido a una colisión.

Wolff, que participa en el programa de desarrollo de pilotos promisorios de la escudería Williams, completó 100 kilómetros (62 millas) de recorrido en el circuito internacional de Silverstone.

De Villota hizo pruebas el año pasado para Lotus-Renault, en el circuito Paul Ricard, cerca de Marsella. En marzo, se unió a la escudería Marussia como piloto de pruebas, pero perdió la vista del ojo derecho debido al accidente en el Duxford Airfield.

"Estuvimos en contacto hace un par de semanas y me pidió que corriera ahora por las dos", relató Wolff en referencia a De Villota. "Ahora estaré representando a ambas".