Al menos 52 personas, entre ellas 45 soldados afganos, resultaron heridas en un ataque suicida talibán registrado hoy en una base militar conjunta de fuerzas locales y de la OTAN en el este de Afganistán, informó a Efe una fuente oficial.

El atentado tuvo lugar en el distrito de Zurmant, en la provincia de Paktia, cuando un insurgente hizo estallar los explosivos que cargaba en un automóvil, según declaró el vicegobernador regional, Abdul Rahman Mangal, que detalló que hay siete civiles entre los heridos.

El atentado fue reivindicado por el portavoz talibán Zabiulá Muyahid, quien declaró a medios locales que el suicida atentó frente a la puerta principal de la base, lo que permitió a otros talibanes penetrar e iniciar un combate en el recinto.

Sin embargo, un representante de la oficina de prensa de la misión de la OTAN en Afganistán (ISAF) aseguró que tras la explosión del coche bomba no se produjo ningún ataque insurgente.

Los talibanes recurren con frecuencia a colocar bombas camineras o cometer ataques suicidas en su lucha por derrocar al Gobierno afgano y lograr la salida del territorio afgano de las tropas internacionales desplegadas en el país.

La invasión internacional del país puso fin al régimen talibán en el año 2001, pero en los últimos años los insurgentes se han reorganizado y han incrementado el alcance de sus acciones para volver a implantar un régimen integrista islámico.