Las unidades militares fronterizas de la provincia turca de Hatay han bombardeado hoy Siria, en represalia por un obús disparado desde el país vecino que impactó a pocos metros de la frontera en territorio turco.

Según ha informado la oficina del gobernador de Hatay en su pagina web, el proyectil cayó este miércoles a tres metros de la frontera y a unos 150 metros del próximo pueblo, en la cercanía de Hacipasa, sin causar víctimas ni daños materiales, pero incendiando el lugar donde impactó.

Siguiendo las reglas de entrada en combate, que prevén dirigir fuego hacia el punto desde donde se disparó el mortero, las fuerzas fronterizas turcas efectuaron un bombardeo, dijo el comunicado.