El presidente electo de México, Enrique Peña Nieto, inicia hoy, dentro de su gira europea, una visita de dos días a París, donde será recibido por el presidente francés, François Hollande, y mañana tomará contacto con la OCDE y la UNESCO.

Peña Nieto tiene previsto almorzar hoy en el Palacio del Elíseo con Hollande, con quien tratará asuntos bilaterales, de actualidad internacional y de cooperación económica.

Mañana el presidente electo mexicano visitará la sede de la Organización de la ONU para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), donde se entrevistará con su directora general, Irina Bokova.

A continuación Peña Nieto pronunciará un discurso en la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) sobre los retos de su país y su papel en un escenario global cambiante, antes de comparecer ante los medios de comunicación.

Según fuentes diplomáticas, en el almuerzo de hoy con Hollande, quien estará acompañado por su ministro de Exteriores, Laurent Fabius, se tratará el caso de Florence Cassez, ciudadana francesa condenada en México a 60 años de cárcel por supuesto secuestro, asunto que ha enrarecido las relaciones entre los dos países en los últimos años.

Las autoridades francesas han insistido en que esperan "la próxima etapa del procedimiento" ante el Tribunal Supremo de México, donde está pendiente el recurso de amparo de Cassez para la anulación de su sentencia a 60 años de cárcel por secuestro y otros delitos.

También han hecho hincapié en el pleno apoyo a esta mujer, de la que recuerdan que "ha defendido siempre su inocencia".

Por otra parte, Francia reaccionó ayer al asesinato en Tijuana del periodista Ramón Abel López Aguilar, director del portal de noticias "Tijuana Informativo", y mostró su "solidaridad" con los que se juegan la vida en ese país para permitir "la circulación de una información libre e independiente".

El asesinato de López Aguilar estuvo también en el centro de una carta a Peña Nieto de la organización Reporteros sin Fronteras (RSF), con sede en París, en la que le pide "compromisos concretos" para garantizar la seguridad de los periodistas y le recuerda el "trágico balance de una década de violencia extrema en el país".