Un contratista de la embajada de Estados Unidos de origen cubano se encuentra desaparecido junto a su familia en Panamá, confirmó la sede diplomática.

La embajada estadounidense informó en un escueto comunicado enviado el miércoles por correo electrónico a The Associated Press que "está trabajando de cerca" con la Policía panameña en este asunto, que fue reportado originalmente por el diario La Estrella de Panamá de esta capital.

El cubano estadounidense Nivaldo Linares Pérez, un epidemiólogo de 47 años, desapareció el domingo 7 de octubre con su esposa Saily Alvarez Díaz, 45, y sus dos hijos Alvaro y Adrián, de 16 y 9, respectivamente, de acuerdo con la versión periodística.

La embajada, sin identificar al contratista ni a los miembros de su familia, señaló que "hasta la fecha no hay indicio de algún acto criminal o daño a la familia", en alusión a un posible secuestro.

La oficina de prensa de la Policía Nacional, consultada por la AP, informó solamente que el asunto estaba en manos de un investigador de la Fiscalía General, aunque el reporte señala que la Policía había encontrado el auto del contratista en un centro comercial de la capital.

De acuerdo con la versión, Linares trabaja con los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) en una oficina adjunta a la embajada estadounidense. Se había instalado con su familia en Panamá hace poco tiempo, agrega.

El contratista tenía una reunión el 8 de octubre en un instituto de investigaciones epidemiológicas tropicales en la capital, a la que no asistió, agregó el rotativo.