Los defensores de los habitantes (ombudsman) de 18 países iberoamericanos se reunirán en Costa Rica el 25 de octubre próximo, para discutir los mayores problemas que afectan a la niñez de la región y proponer soluciones.

La Defensora de los Habitantes de Costa Rica, Ofelia Taitelbaum, explicó hoy en una rueda de prensa que se eligió este tema debido a la grave situación que enfrenta la infancia no solo en la región, sino a nivel mundial.

Taitelbaum detalló que de acuerdo con cifras oficiales, uno de cada tres niños en el planeta no tiene una vivienda; uno de cada cinco no tiene acceso al agua potable y uno de cada siete no recibe servicios básicos de salud. Además, un 13 % de los menores no ha asistido nunca a la escuela.

En Latinoamérica la situación no mejora, afirmó la defensora, quien apuntó que en la región el 28,7 % de las víctimas de homicidio tiene entre 10 y 19 años, y que un total de 6 millones de niños sufren abusos severos, abandono y explotación.

En los países iberoamericanos, 80.000 menores mueren cada año por abusos de sus padres.

"Estamos ante un fenómeno terrible, es difícil imaginar que eso pasa en pleno siglo XXI, son cifras espeluznantes", expresó Taitelbaum.

A la reunión asistirán, además de los defensores de los habitantes, la representante especial de Naciones Unidas sobre Violencia contra la Niñez y Adolescencia, Marta Santos, y la relatora de la Comisión Interamericana de Derechos de la Niñez, Rosa María Ortíz.

La Asamblea General de la Federación Iberoamericana de Ombudsman (FIO) emitirá, al final del encuentro, una declaración con recomendaciones para los Gobiernos con el objetivo de mejorar la vida de la población infantil.

A la cita asistirán representantes de Suramérica, Centroamérica, México, España, Portugal y Andorra.