La empresa de material deportivo Nike ha decidido cancelar el contrato con el exciclista estadounidense Lance Armstrong al sentirse engañada ante "la evidencia" de que el corredor "participó en una trama de dopaje" durante más de una década.

"Debido a la evidencia de que Lance Armstrong participó en una trama de dopaje y engañado a Nike desde hace más de una década, y con gran tristeza, hemos decidido terminar nuestro contrato con él", señala Nike en un comunicado.

La empresa explica que "no justifica en ningún caso el uso de drogas ilegales para mejorar el rendimiento deportivo" y aclara que planea continuar con el apoyo a las iniciativas de Livestrong, la fundación creada por Armstrong para ayudar a las personas afectadas por el cáncer.