Nicaragua es el país con menos eficiencia energética de Centroamérica, si se compara la cantidad de barriles de petróleo que gasta por cada 1.000 dólares que produce, señaló hoy el ministro nicaragüense de Energía y Minas, Emilio Rappaccioli.

"Somos uno de los países que más consumimos energía para producir 1.000 dólares", declaró a periodistas el ministro nicaragüense, tras inaugurar en Managua un foro sobre eficiencia energética.

Nicaragua necesita 2,67 barriles de petróleo para producir 1.000 dólares de producto interno bruto (PIB), según cifras oficiales.

Eso lo ubica como el país que más energía consume por producción en Centroamérica y el séptimo en Latinoamérica y el Caribe, de acuerdo a datos de la Organización Latinoamericana de Energía (Olade).

Además de Nicaragua, en Centroamérica están Honduras con 2,37 barriles de petróleo por cada 1.000 dólares que produce, y Guatemala con 2,06 barriles.

El país con menos eficiencia energética en Latinoamérica y el Caribe es Trinidad y Tobago con 4,96 barriles de petróleo por cada 1.000 dólares.

El director general de Energías Renovables y Eficiencia Energética del Ministerio de Energía y Minas, Humberto Reyes, dijo durante el foro que los datos demuestran que Nicaragua no usa la energía de forma eficiente pero, además, que no sabe la importancia de ahorrar energía.

"¿Por qué la eficiencia energética no camina como queremos?, porque no la vemos. Los gerentes siempre están pensando en problemas más importantes que ahorrar energía", razonó el funcionario.

Según Reyes, si Nicaragua ahorrara el 10 % de la energía que consume anualmente, podría ahorrarse la electricidad que produce una planta de 36,5 megavatios por hora por año, o 500.000 barriles de petróleo, es decir unos 45,7 millones de dólares.

El director del estatal Centro de Producción Más Limpia de la Universidad Nacional de Ingeniería (Uni), César Barahona, dijo a Efe que Nicaragua tiene capacidad para ahorrar más del 10 % de la energía que consume.

Observó que el sector residencial es responsable del 48 % del consumo de energía, y el sector empresarial suma 33 % y, según dijo, mantiene en uso motores antiguos y sistemas de aire acondicionado obsoletos.

Para Barahona, de proponérselo, en 2020 Nicaragua bajaría la intensidad energética a 1 barril de petróleo por cada 1.000 dólares que produce.

El Ministerio de Energía y Minas espera aplicar a partir de 2013 unas normativas que regulan la importación y venta de aparatos eléctricos eficientes, como refrigeradoras, aires acondicionados, electrodomésticos, entre otros.