Autoridades mexicanas dijeron el miércoles que buscan exhumar los cadáveres de los padres del líder de los Zetas Heriberto Lazcano, quien murió en un enfrentamiento con la marina y cuyo cuerpo fue robado un día después.

El fiscal especializado en delincuencia organizada, José Cuitláhuac Salinas, dijo que quieren comparar el perfil genético con la información recabada en la autopsia del narcotraficante

"Desafortunadamente tiene muchos años el deceso de los dos padres y evidentemente eso incluye un trabajo un poco más de detalle", dijo Salinas en rueda de prensa.

Agregó que los cuerpos de la pareja fueron enterrados hace años en Hidalgo, el estado central natal de Lazcano.

Según el subprocurador, no se ha logrado localizar a las hermanas de Lazcano, sus familiares más cercanas que aún están con vida.

Hombres enmascarados robaron el cuerpo de Lazcano el 8 de octubre, un día después de su muerte en un enfrentamiento con la marina.

Autoridades mexicanas han dicho que antes de que su cuerpo fuera robado no sabían que se trataba del capo ya que no tenía consigo identificaciones y no habían ingresado sus huellas digitales a una base de datos. Un funcionario estadounidense dijo a The Associated Press que su identidad se conocía antes de que el cuerpo desapareciera.

Salinas dijo que la Procuraduría General de la República se enteró de la identidad cuando se registró el robo del cuerpo de una funeraria en el estado norteño de Coahuila, que guarda cuerpos para autoridades locales. Dijo que la procuraduría investigó las pistas que llevaron a fuerzas de seguridad hacia Lazcano la tarde del 7 de octubre en la comunidad de Progreso.

"Los indicios que nos llevaron a la posible presencia de estar ante este sujeto... fueron los que nos llevaron también a nosotros a investigar la certidumbre de la identidad", expresó Salinas.

Añadió que autoridades estadounidenses han proporcionado información referente al tema.