Siete funcionarios de la Procuraduría General de la República han sido detenidos por formar parte de una red de corrupción al servicio del Cartel de Sinaloa, informó el miércoles el fiscal de delincuencia organizada.

El subprocurador José Cuitláhuac Salinas dijo que la investigación iniciada en febrero llevó al arresto de siete funcionarios federales, quienes son procesados por delincuencia organizada. Salinas dijo que pudiera haber más personas involucradas en esta red.

El diario Reforma publicó ayer que la red de funcionarios recibía pagos que sumaron 250.000 dólares por dar información al poderoso cartel acerca de cateos a miembros de la pandilla. El periódico además dijo que según dos testigos que colaboran con la investigación, uno de los funcionarios era allegado a la procuradora de la República, Marisela Morales.

Salinas negó el miércoles en rueda de prensa que el empleado Manuel Arroyo Hernández, quien formaba parte del cuerpo técnico de la subprocuraduría especializada en delincuencia organizada, era allegado a la procuradora.

"Siempre van a hacer alusión a la cercanía con altos funcionarios públicos porque ésa es la cadena que tienen de obtener la información", dijo Salinas. "En el caso particular es evidente que esto es mentira".

Agregó que estos funcionarios pudieran haber tenido algún trato con altos cargos, pero esto "no implica ninguna cercanía".