Los rebeldes sirios derribaron hoy un helicóptero militar de las fuerzas del régimen de Bachar al Asad en los alrededores de la localidad de Maarat al Nuaman, en la provincia norteña de Idleb, fronteriza con Turquía, anunció el Ejército Libre Sirio (ELS).

El "número dos" del ELS, Malek Kurdi, dijo a Efe por teléfono que sus hombres destruyeron un aparato en esa zona; información que fue confirmada por los opositores Comités de Coordinación Local que precisaron que el helicóptero cayó en un terreno agrícola cerca del municipio de Kafruma, próximo a Maarat al Nuaman.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos indicó que el Ejército del régimen lanzó seis bombardeos aéreos esta mañana contra las inmediaciones de Maarat al Nuaman.

El grupo destacó que en la misma provincia se registraron enfrentamientos entre los efectivos gubernamentales y los combatientes opositores en la población de Mair Hatat, después de que los insurgentes atacaran un convoy de las fuerzas del régimen compuesto por seis tanques.

Ese grupo indicó que la aviación militar siria bombardeo Mair Hatat para alejar a los rebeldes de la zona.

Entretanto en Alepo (norte), la segunda ciudad del país, el ELS lanzó un ataque contra las facultades de Artillería y de Defensa Aérea, en las zonas de Al Ramusa y Deir Hafer, respectivamente, señaló a Efe por internet un portavoz de los insurgentes en esta provincia, Abu Feras.

El Observatorio indicó que el régimen bombardeó hoy Deir Hafer, en los suburbios de Alepo, donde se oyeron explosiones y disparos cerca de la Academia de la Policía.

Por su parte, la agencia de noticias oficial, Sana, informó de que el Ministerio de Administraciones Locales y el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR) suscribieron un acuerdo por un valor de 300.000 dólares para prestar asistencia a las familias "afectadas por las operaciones de sabotaje de grupos terroristas armados".

El conflicto que vive en Siria desde marzo de 2011 ha causado ya unos 25.000 muertos, 2,5 millones de personas necesitadas de ayuda humanitaria y más de 250.000 refugiados en los países vecinos, según Naciones Unidas.