Un legislador de Georgia que se presenta sin rivales a su relección enfrenta una campaña que lo contrapone nada menos que con el padre de la evolución, Carlos Darwin.

El representante republicano Paul Broun enfrenta las consecuencias de una videograbación que le hicieron en el banquete de una iglesia bautista en el que afirmó que la evolución, la embriología y la teoría de la Explosión Primordial son "mentiras sacadas del fondo del infierno".

Indignados docentes de la Universidad de Georgia, que está en el distrito de Broun, firmaron una carta en defensa de la ciencia. El conductor de un programa radial de Atlanta, Neal Boortz, popular entre los conservadores de Georgia, fue el primero que propuso que los votantes escribieran en la boleta el nombre de Darwin. Dijo que las declaraciones de Broun hacen ver a los republicanos como "Neandertales".

Las leyes de la lógica indican que Broun probablemente ganará la relección. No tiene un adversario demócrata. Y una página de Facebook que promueve a "Darwin para el Congreso" ha atraído apenas unas pocas docenas de partidarios.