La Procuraduría General de Colombia sancionó hoy con 18 años de inhabilidad y una multa a los directivos de la más grande empresa de salud del país, a quienes halló responsables de los delitos de "estafa e incremento injustificado de patrimonio", informaron fuentes oficiales.

El procurador encargado para la vigilancia administrativa, Fernando Britto, señaló que había "suficientes pruebas para demostrar que hicieron cobros ilegales (...) sobre facturas que no habían sido pagadas (...)", y reiteró que "esas personas están involucradas en hechos de estafa".

Tras las irregularidades en los destinos de recursos de la salud, la Procuraduría sancionó a Carlos Palacino, expresidente del Grupo Saludcoop, intervenido por el Gobierno en mayo de 2011, y le impuso una multa equivalente a 31.150 dólares.

Asimismo, fueron sancionados otros 11 directivos de la misma Saludcoop, quienes eran investigados y registraban un incremento injustificado en sus patrimonios.

Los afectados son antiguos ejecutivos y miembros del consejo de administración del Grupo Saludcoop.

Según las fuentes, esa empresa incurrió en una defraudación continuada en el sector de la salud.

El manejo de este conglomerado, que tiene unos cuatro millones de afiliados, fue asumido en mayo de 2011 por la Superintendencia de Salud, que investiga a una gran parte del sistema por el manejo irregular del dinero que el Estado asigna y paga a las empresas creadas tras la privatización del sector en 1993.

La Procuraduría había advertido hace meses que trece directivos de Saludcoop se apropiaron de recursos públicos en provecho propio e hicieron cobros irregulares al Estado por medicamentos, servicios médicos y atención excepcional de pacientes.

Entre los implicados están, además de Palacino, Carolina Lamus y Javier Mauricio Sabogal, quienes ejercían como presidente, vicepresidenta administrativa y apoderado general de Saludcoop, respectivamente.