La presidenta argentina, Cristina Fernández, rescató hoy el valor de la inclusión social al celebrar el "día de la lealtad peronista" y llamar a todos los partidos políticos a ser garantes de los avances sociales logrados en el país.

En un acto en la sede del Ejecutivo junto a alcaldes de la provincia de Buenos Aires, Fernández dijo que la "mejor forma de homenajear" al tres veces presidente argentino Juan Domingo Perón es "trabajar por la inclusión social".

"El gran desafío de los dirigentes políticos es la de lograr un nivel de institucionalización de los derechos y garantías alcanzados. (...) Esto que hemos logrado no es un techo sino un piso del que deben que ser garantes todos los partidos, no solo los peronistas", afirmó la mandataria.

La presidenta dijo que el concepto de lealtad fue muchas veces distorsionado al ser tachado como "obsecuencia" hacia las ordenes del Partido Justicialista (PJ, peronista) cuando en realidad habla de la "lealtad hacia los intereses del pueblo y de la patria".

"Por eso la permanencia del peronismo", afirmó Fernández, quien sostuvo que "el peronismo se mide en los hechos, en las obras y en el compromiso que cada uno tiene" y que aseveró que ella está "absolutamente comprometida" con el movimiento justicialista.

La mandataria señaló que "la gente identifica al proyecto" iniciado en 2003 por su esposo y antecesor, el fallecido Néstor Kirchner, "con la defensa irrestricta de los intereses del pueblo".

El "día de la lealtad" conmemora la masiva movilización obrera que el 17 de octubre de 1945 copó Buenos Aires para reclamar la liberación de Perón.