La Policía colombiana detuvo a siete presuntos narcotraficantes, entre ellos a un supuesto protector del costarricense Alejandro Jiménez, alias "Palidejo", investigado por el asesinato del cantautor argentino, Facundo Cabral, informó hoy la institución.

El cabecilla de la banda, según la Policía, es el colombiano Salomón Hinojosa Asprilla, alias "Salo", que al igual que las otras seis personas fueron arrestados en operaciones realizadas en cinco ciudades del país.

"Salo" se fugó de una cárcel de Panamá en enero de 2010, por lo que tenía circular roja de la Interpol y fue quien organizó la logística para que "Palidejo" fuera trasladado de Panamá a Colombia, según la policía.

El costarricense fue detenido por agentes colombianos en marzo de este año, en las costas del departamento del Chocó, fronterizo con Panamá.

"Palidejo" fue enviado a Guatemala en donde las autoridades siguen el proceso por la muerte de Cabral víctima el 9 de julio de 2011, en Ciudad de Guatemala, de un ataque a tiros dirigido, al parecer, contra el empresario nicaragüense Henry Fariña, también presunto narcotraficante y "lavador" de dinero.

Cabral era acompañado en su vehículo por el empresario nicaragüense al aeropuerto La Aurora tras haber ofrecido un concierto.

Fariña, que sobrevivió con heridas graves, era amigo de Jiménez, con quien tuvo discrepancias por dinero que, según los investigadores, "Palidejo" buscó zanjar con el fracasado asesinato.

La banda de alias "Salo", quien coordinaba el envío mensual de hasta cuatro toneladas de cocaína a Centro y Norte América, era el enlace de la organización encabezada por el narcotraficante Pablo Rayo Montaño, alias "El Señor de los Océanos", detenido en mayo de 2006 en Sao Paulo.

En el transcurso de la investigación, que comenzó en 2009, la Dirección Antinarcóticos de la Policía colombiana logró la captura de 31 personas, ocho de ellas extraditables, así como la incautación de más de 2 toneladas de cocaína, cerca de 325.000 dólares y 5 motonaves.