El PIB de China creció un 7,4 por ciento en el tercer trimestre de 2012 con respecto al mismo periodo de 2011, dos décimas menos en comparación con la cifra del segundo trimestre, informó hoy el Buró Nacional de Estadísticas (NBS).

La cifra indica que la segunda economía mundial sigue su fase de ralentización, que dura ya más de dos años, aunque la bajada de dos décimas es menor que las de los datos anteriores (cinco décimas en el segundo trimestre con respecto al primero).