Kevin Love, el astro de los Timberwolves de Minnesota, se fracturó la mano derecha durante un entrenamiento el miércoles y estará fuera entre seis y ocho semanas.

El equipo hizo el anuncio tras la práctica. Love se fracturó el tercero y cuarto huesos metacarpianos de la mano que el ala pívot usa para tirar.

Se trata de una dura baja para los Timberwolves, que ya estaban sin Ricky Rubio. El base español estará fuera por lo menos las primeras seis semanas de la temporada por el desgarro de ligamento cruzado en su rodilla izquierda.

Love, dos veces seleccionado al Juego de Estrellas, fue el líder anotador y de rebotes del equipo la pasada temporada.

También formó parte de la selección de Estados Unidos que se adjudicó la medalla olímpica de oro en los Juegos Olímpicos de Londres.

Los Timberwolves, que ambicionan clasificarse a los playoffs de la NBA por primera vez desde 2004, abrirán la temporada en casa ante Sacramento el 2 de noviembre.

Love promedió 26 puntos con 13,3 rebotes el año pasado, erigiéndose como el mejor ala pívot de la liga. Renovó su contrato por cuatro años en enero, con un momento superior a los 60 millones de dólares.

Sin Love, los Timberwolves le darán más minutos de juego a Derrick Williams, su segunda selección en el 'draft' del año pasado. La posición natural de Williams es la de ala pívot.

El técnico Rick Adelman también puede recurrir al polifacético Andrei Kirilenko, quien puede desempeñarse en ambas posiciones de delantero.