Un funcionario de alto rango del gobierno alemán acabó el miércoles con las esperanzas de tener un rápido progreso en la creación de un órgano europeo de supervisión bancaria al decir que la reunión que esta semana sostendrán los 27 líderes del bloque no generará una decisión final al respecto.

Muchos "detalles legales, técnicos y políticos" para la creación de una autoridad supervisora de alcance continental aún deben ser tratados, dijo el funcionario, que habló con reporteros a condición de mantener el anonimato, en concordancia con la política gubernamental.

A la comisión ejecutiva de la Unión Europea, el Banco Central Europeo y varias naciones europeas como España y Francia les gustaría ver el nuevo sistema en funcionamiento para el 1 de enero, pero Alemania ha pisado el freno. La canciller alemana Angela Merkel ha dicho varias veces que "la calidad debe preferirse a la velocidad".

La llamada unión bancaria es uno de los proyectos clave para unir a los 17 países que usan el euro económica y políticamente, algo que todos coinciden que es vital para el futuro de su zona monetaria.

Pero muchos detalles del plan siguen siendo controversiales, sobre todo la decisión de si la figura de un supervisor conjunto será acompañada por un fondo de rescate financiero que abarque toda Europa y que evite que los colapsos bancarios arrastren las finanzas de gobiernos individuales.

___

Juergen Baetz está en Twitter como: http://www.twitter.com/jbaetz