Brasil y la agencia de Naciones Unidas para la agricultura firmaron el miércoles un acuerdo que transferirá los conocimientos de la nación sudamericana sobre la producción de algodón a otros países.

El acuerdo de colaboración destinado a impulsar el sector algodonero de los países en desarrollo lo suscribieron el director general de la FAO, José Graziano da Silva, y el ministro de Relaciones Exteriores de Brasil, Antonio de Aguiar Patriota.

Brasil cuenta con una amplia y reconocida experiencia en el cultivo del algodón.

El proyecto tendrá una duración de cuatro años y un presupuesto total de 20,2 millones de dólares, de los cuales el Instituto Brasileño del Algodón (IBA) proporcionará 10 millones, la Agencia Brasileña de Cooperación del Ministerio de Relaciones Exteriores (ABC/MRE) aportará otros 10 y la Oficina regional para América Latina y el Caribe de la FAO contribuirá con 200.000 dólares.

Inicialmente se centrará en los países miembros o asociados del Mercosur y en Haití, pudiéndose ampliar después a otros países en desarrollo de América Latina, el Caribe y Africa subsahariana.

Este acuerdo "supone una excelente oportunidad para demostrar la eficacia de la cooperación Sur-Sur", manifestó Graziano da Silva en el acto de firma del acuerdo celebrado en la sede de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) en Roma dentro de la Semana Mundial de la Alimentación.