La sequía, el frío y el granizo han provocado la peor cosecha vinícola para Europa en medio siglo, advirtió el miércoles el sindicato de agricultores de la Unión Europea.

El experto Thierry Coste dijo que la cosecha de uva en Francia posiblemente caerá un 20% en comparación con el año pasado. La cosecha italiana registró una baja del 7%, que se suma al declive de 2011.

Las regiones de Champagne y Burgundy fueron severamente golpeadas por las condiciones meteorológicas, que afectaron sobre todo la viña chardonnay.

Coste dijo que la cosecha escasa podría tener por el contrario la ventaja de que la calidad del vino será buena ya que se prevé que será más concentrado. Aunque se pronostican algunos aumentos de precios, Coste manifestó la esperanza de que se puedan evitar aumentos excesivos.