El español Rafael Nadal, quien fue número uno del mundo pero trata de recuperarse de una lesión, será la gran figura de la vigésima edición del Abierto Mexicano de Tenis que se realizará a principios del próximo año, anunciaron el miércoles los organizadores.

Nadal, quien actualmente es cuarto del escalafón mundial pero está fuera de las canchas por una lesión en la rodilla izquierda, ya participó en el torneo mexicano en su edición del 2005, cuando fue campeón al vencer en la final a su compatriota Albert Montañés.

El Abierto Mexicano de Tenis se realizará del 25 de febrero al 3 de marzo próximo en el balneario mexicano de Acapulco, en la costa del Pacífico.

La lesión de Nadal le impidió participar en los Juegos Olímpicos de Londres, donde iba a ser abanderado, y lo tiene en duda para jugar la final de la Copa Davis.

Además de Nadal, los organizadores confirmaron la presencia de los españoles David Ferrer y Nicolás Almagro, quienes han sido los últimos monarcas del torneo mexicano.

"La Pared" Ferrer, quien es quinto del escalafón de la ATP, es el actual tricampeón del torneo mexicano y buscará empatar al austríaco Thomas Muster como en único en ganar cuatro cetros consecutivos en México.

Almagro, quien es décimo del orbe, se coronó en Acapulco en las ediciones de 2008 y 2009.

"Es un privilegio que el Abierto Mexicano llegue a sus primeras dos décadas de existencia y qué mejor que hacerlo con la presencia de estos jugadores de talla internacional", dijo Alejandro Burillo, presidente del Grupo Pegaso, que organiza el torneo. "Hemos requerido de un gran esfuerzo colectivo porque para lograr la asistencia de estas tres figuras se trabajó a lo largo de varios meses y al final conseguimos concretar el objetivo".

El torneo en México, considerado como un Open 500 dentro de la gira ATP, reparte una bolsa de 1,2 millones de dólares en premios.