Una juez de Estados Unidos fijó hoy para el 10 de junio de 2013 el inicio del juicio contra el exvigilante voluntario George Zimmerman, que mató al adolescente negro Trayvon Martin en febrero pasado.

La magistrada Debra S. Nelson anunció la fecha del juicio en una vista judicial realizada este miércoles en un tribunal estatal del condado de Seminole (Florida) y los abogados calculan que el proceso durará unas tres semanas.

Zimmerman, de 28 años, afronta un cargo de asesinato en segundo grado por la muerte de Martin ocurrida el pasado el 26 de febrero, en Sanford, en el centro de Florida.

La muerte de Martin, quien estaba desarmado, sucedió cuando regresaba a la casa de la pareja de su padre, tras comprar unos caramelos y un té frío, y caminaba con la capucha de su suéter puesta, lo que hizo que Zimmerman sospechara de él.

El exvigilante argumentó que se vio obligado a disparar al adolescente en defensa propia porque éste lo atacó.

La defensa de Zimmerman también presentó una moción para que la Fiscalía Estatal le suministre copias de unas fotografías del acusado que tomó el "testigo 13" con un teléfono celular, y una linterna que estaba en el lugar y momento del suceso.

En la lista de peticiones figuran fotos tomadas a Zimmerman por el agente Mike Wagner de la Policía de Sanford la noche del hecho y acceso e información sobre la entrevista que hizo el abogado de la familia Martin al "testigo 8", incluyendo las personas presentes en la misma y las circunstancias de su divulgación a un medio de comunicación.

El juicio se celebrará el próximo año a solicitud del abogado del acusado, Mark O'Mara, quien ha alegado que necesita tiempo para recabar y analizar la información relacionada con el caso.

Además, ha argumentado que inicialmente tuvo que concentrarse en una solicitud de los fiscales para revocar la primera libertad bajo fianza del acusado, así como en la moción que presentó para recusar al primer juez del caso, Kenneth Lester, quien la denegó.

Sin embargo, el letrado acudió luego a un tribunal de Apelaciones, instancia que el pasado 30 de agosto aprobó destituir del caso a Lester.

O'Mara alegó que su cliente temía no recibir un juicio imparcial por comentarios "despreciativos" de Lester, quien en una vista judicial dijo que el acusado se había burlado del sistema judicial al testificar sobre sus recursos financieros.

Los fiscales han dicho que el acusado y su esposa mintieron sobre sus finanzas personales cuando se fijó la primera fianza a Zimmerman.

El acusado había recibido donaciones por unos 204.000 dólares, pero no lo reveló a sus abogados, lo que ayudó a que el importe de una primera fianza se quedara en 150.000 dólares.

Tras el fallo de la corte de Apelaciones, se le asignó el caso a la juez Nelson.