El seleccionador argentino de fútbol, Alejandro Sabella, afirmó este miércoles que el esquema ofensivo de la selección albiceleste, con tres puntas, no es el que más le gusta, pero que lo impone la cantidad y calidad de delanteros con que cuenta.

Tras las recientes victorias sobre Uruguay y Chile en las eliminatorias sudamericanas del Mundial 2014, en las que brilló Lionel Messi, Sabella comentó: "A veces jugamos al golpe por golpe. No es lo que más me gusta, pero uno como entrenador debe ser inteligente para adecuarse a los jugadores que tiene".

Chile dominó buena parte del primer tiempo el martes y no pudo marcar por la sobresaliente actuación del portero Sergio Romero, situación que en otro momento de la selección argentina hubiera provocado una derrota, según afirmó el centrocampista Javier Mascherano.

Sabella dijo que él habla de esas cosas con sus jugadores porque el fútbol es "un juego de conjunto" y deben ayudarse "mutuamente".

"Cuando ellos ven algo en lo que no se sienten cómodos tienen que ir, tocarme la puerta y decírmelo. Acá las puertas están abiertas. Somos todos una familia con un objetivo. No escuchar al otro es un síntoma de soberbia y de falta de inteligencia", indicó el entrenador a la radio La Red, de Buenos Aires.

Añadió que los errores en el centro del campo y en la zona defensiva están relacionados con "un problema global", con "la estructura del equipo".

"A veces la manta queda corta por algún lado, es así. A veces debemos jugar al golpe por golpe", comentó Sabella.

El próximo partido de Argentina en las eliminatorias lo disputará en casa ante Venezuela el 22 de marzo próximo, con la baja de Ángel Di María, suspendido por acumulación de amonestaciones.