El partido liderado por la encarcelada opositora ucraniana, Yulia Timoshenko, cuenta con el apoyo del 15,6 por ciento de los electores, según el último sondeo publicado a once días de las elecciones parlamentarias que se celebrarán en Ucrania.

Batkivshina es la segunda fuerza política del país, seguida muy de cerca por el partido UDAR (14,7 por ciento), su eventual aliado liderado por el actual campeón mundial de peso pesado, el boxeador Vitali Klitschkó, según el sondeo del Centro de Investigaciones Sociales y de Mercadotecnia (CISM) ucraniano.

Mientras, el Partido de las Regiones del presidente Víctor Yanukovich lidera la encuesta con una intención del voto del 22,7 por ciento, según el CISM.

El cuarto y último lugar entre los aspirantes a obtener escaños en la Rada Suprema (Parlamento de Ucrania) lo ocupa el Partido Comunista con un 9,2 por ciento, mientras que el resto de las formaciones no pasarían el corte del 5 por ciento para acceder a la Cámara de los Diputados.

Alrededor de una cuarta parte de la población sigue sin decidir su voto ni tampoco si va a acudir a los colegios electorales.

Hoy es el último día en el que pueden publicarse sondeos electorales antes de las elecciones del próximo 28 de octubre, dado que la ley electoral prohíbe su publicación en los diez días previos a la votación.

Timoshenko, que cumple una condena a siete años de cárcel por abuso de poder al firmar unos contratos gasísticos con Rusia considerados onerosos por el actual Gobierno del país, no concurre a las elecciones a pesar de liderar a la actual oposición parlamentaria.

La ex primera ministra del país se enfrenta además a un segundo proceso judicial, en el que está acusada de endosar presuntamente al Estado ucraniano una deuda contraída por la corporación Sistemas Energéticos Unidos de Ucrania (SEUU) ante el Ministerio de Defensa ruso por valor de 405,5 millones de dólares.

Según la acusación, Timoshenko desvió fondos públicos en connivencia con el entonces primer ministro de Ucrania, Pável Lazarenko, entre 1997 y 1998, a lo que se sumaría la evasión de impuestos.