El Gobierno de Estados Unidos ha trasladado de su embajada en El Cairo al Departamento de Estado en Washington a Larry Schwartz, un funcionario que desató polémica en el país norteamericano con su temprana condena del vídeo que se mofaba de Mahoma.

Según indicó hoy a Efe un portavoz del Departamento de Estado, que pidió el anonimato, Schwartz trabajó durante el año pasado desde El Cairo como "director interino de la oficina de prensa sobre asuntos de Oriente Medio y como asesor" de la embajadora en Egipto, Ann Paterson.

"Recientemente se trasladó -como estaba planeado- a una posición en la Oficina de Transiciones de Oriente Medio en Washington, donde seguirá asesorando a nuestra embajada en El Cairo", añadió el portavoz.

De acuerdo con el diario Wall Street Journal, Schwartz fue quien publicó el pasado 11 de septiembre un comunicado en la web de la embajada según el cual EE.UU. condenaba "los esfuerzos de individuos equivocados de herir los sentimientos religiosos de los musulmanes, como condenamos las ofensas a los creyentes de todas las religiones".

Esa declaración, que se produjo antes de que el Departamento de Estado tuviera tiempo de evaluar las protestas, desató duras críticas al Gobierno de Barack Obama por parte de los republicanos, especialmente del candidato a la presidencia Mitt Romney, que calificó de "vergonzosa" esa condena.

"Es un terrible camino para Estados Unidos pedir disculpas por nuestros valores. Es un error", indicó Romney en una rueda de prensa en Florida al día siguiente.

Aunque el Departamento de Estado defendió en un principio el comunicado, altos funcionarios han subrayado que Schwartz lo envió sin haber sido revisado.

El portavoz consultado por Efe subrayó que el cambio de posición de Schwartz ya estaba "planeado" y no hizo comentarios sobre la polémica desatada por su comunicado.

Su nueva posición, en la Oficina de Transiciones de Oriente Medio, forma parte de un renovado esfuerzo del Departamento de Estado por mantener bajo control su política respecto a la cambiante situación en los países que vivieron la "Primavera Árabe".