Decenas de hondureños de varias organizaciones sociales protestaron hoy frente a la Corte Suprema de Justicia en contra de las Regiones Especiales de Desarrollo (RED), conocidas como ciudades modelo.

"Ciudades modelo negocio de unos cuantos pícaros", se leía en una de las pancartas y mantas de los manifestantes, entre los que figuraron abogados, maestros y miembros de un movimiento indígena del occidente del país y afrodescendientes de la región caribeña.

La protesta se celebró hoy, para cuando fue convocado el pleno de la Corte Suprema de Justicia para definir si la creación de las RED, que impulsan el presidente hondureño, Porfirio Lobo, y el titular del Parlamento, Juan Orlando Hernández, es inconstitucional o no.

Hace dos semanas la Sala de lo Constitucional del poder judicial declaró que la iniciativa de las RED es inconstitucional, en una votación de cuatro magistrados contra uno.

Ante la falta de consenso de la Sala de lo Constitucional, el caso deberá definirlo el pleno de los quince magistrados de la Corte Suprema de Justicia, ya sea por consenso o mayoría de votos.

El presidente de la Corte Suprema de Justicia, Jorge Rivera, dijo la semana pasada que los magistrados serían convocados para esta semana.

Una fuente del poder judicial dijo a Efe que "la convocatoria era para hoy", pero que no sabía si la reunión se ha celebrado o no.

Agregó que "tampoco se esperaba para hoy la resolución" de los magistrados.

Desde octubre de 2011 varias organizaciones, entre ellas una barra de abogados, presentaron recursos en contra de la creación de las ciudades modelo, alegando que atentan contra la soberanía del país y privilegiarían solamente a unos pocos empresarios hondureños.

La iniciativa para crear las RED fue aprobada en enero de 2011 por 126 de los 128 diputados del Parlamento hondureño, después de una gira por varios países asiáticos como Corea del Sur y Singapur, entre otros, que hicieron los titulares de los poderes Ejecutivo y Legislativo, junto con diputados y empresarios.

Lobo sostiene que las ciudades modelo representarán una fuente de empleos y riqueza para Honduras, y ante el rechazo hacia ellas ha dicho que si no se aprueban en su Gobierno será en otra Administración.

Según la información oficial disponible, las ciudades modelo, tendrán personalidad jurídica, su propio sistema de administración pública y su propia normativa legal, aunque sujeta a la aprobación del Parlamento hondureño, que dio luz verde al proyecto en 2011.

Lobo promueve las ciudades modelo como una vía para atraer inversiones, generar empleos y mejorar la calidad de vida de los hondureños.

El proyecto recobró notoriedad a principios de septiembre pasado con la firma del primer contrato para desarrollar la iniciativa, que estará a cargo del estadounidense Consorcio MKG Group.

Otra protesta y marcha, entre el parque El Obelisco de Comayagüela y el centro, frente al Parlamento, movilizó hoy a centenares de obreros, educadores y opositores que se quejaban por la inseguridad, el alto costo de la vida y también contra las RED, sin que se reportarán incidentes.