El número de viviendas que comenzaron a construirse en Estados Unidos creció en septiembre a su mejor ritmo desde julio de 2008 y las empresas tienen planes para construir todavía más en los próximos meses, informó el miércoles el gobierno.

El aumento muestra que la recuperación del mercado de la vivienda se está fortaleciendo y podría ayudar a la economía a crecer.

El Departamento de Comercio indicó que el inicio de construcción de casas aumentó 15% en septiembre a una tasa anual ajustada de 872.000 unidades. La construcción de viviendas unifamiliares creció 11% a su mejor ritmo en cuatro años y la de edificios de departamentos subió 25,1%.

Las solicitudes para los permisos de construcción, una señal a futuro del sector, aumentaron casi 12% a una tasa anual de 894.000, también la mejor desde julio de 2008.

"Si había alguna duda de que el mercado de la vivienda estaba teniendo una recuperación, aunque fuera modesta, tras la terrible caída en 2008, esas dudas deberían borrarse ahora", dijo Dan Greenhaus, estratega en jefe en la firma BTIG.

El inicio de construcción de viviendas ahora es 82,5% superior a la tasa más baja en la época de la recesión cuando fue de 478.000 en abril de 2009.

Los economistas consideran una tasa de 1,5 millones de viviendas como un mercado saludable.

Aunque las nuevas casas representan menos de 20% de las ventas totales de mercado, tienen un impacto mayor en la economía porque cada una crea un promedio de tres empleos y genera unos 90.000 dólares anuales en ingresos fiscales, según especialistas del sector.