El Consejo Nacional Electoral (CNE) de Ecuador convocará mañana a los comicios presidenciales y legislativos del 17 de febrero del próximo año, en los que participarán once grupos políticos legalmente inscritos.

A cuatro meses para dichas elecciones, el tablero electoral parece incierto, sobre todo porque aún no confirma su postulación el actual mandatario del país, Rafael Correa, favorito en las encuestas, pero que espera una decisión formal de su movimiento político, Alianza País.

La oposición, de su lado, llega a la convocatoria descompuesta, con un precandidato de los grupos de izquierda, Alberto Acosta, un excolaborador de Correa ahora crítico de su gestión, y un sector de derecha que intenta coaligarse bajo una sola candidatura, de entre algunos políticos que no quieren perderse la oportunidad.

En el ring electoral se perfilan los expresidentes Abdalá Bucaram (agosto 1996-febrero 1997) y Lucio Gutiérrez (enero 2003-abril 2007), ambos populistas y derrocados cuando estuvieron en el poder.

Bucaram ha insistido, desde su exilio en Panamá, en que se presentará a los comicios, aunque su eventual regreso a Ecuador podría complicarse por algunos procesos judiciales que tiene en su contra desde que fue presidente.

Entre otros que han anunciado que correrán en los comicios consta el empresario Alvaro Noboa, que va por su quinta postulación, y el exbanquero Guillermo Lasso, que se presenta como moderado.

No obstante, Lasso lleva la pesada carga de haber colaborado durante el Gobierno del democristiano Jamil Mahuad, derrocado en el año 2000 tras la peor crisis financiera de la historia del país, desatada en su Administración.

Gutiérrez es el único que se ha referido a una posible alianza con Noboa y Lasso e incluso ha señalado ciertos acercamientos, aunque ninguno de ellos los ha confirmado ni comentado sobre la propuesta.

La posibilidad de una alianza de ese tipo tiene plazo, pues las inscripciones de candidaturas se deben presentar como máximo el 15 de noviembre próximo.

Según el CNE, el 4 de enero arrancará la campaña electoral y dudará 42 días, hasta el 14 de febrero, desde cuando se abrirá un periodo de dos días de reflexión previos a los comicios, a los que están llamados 11,6 millones de ecuatorianos.

El domingo 17 de febrero de 2013 los electores escogerán al Presidente de la República, en fórmula electoral con un Vicepresidente, además de 137 legisladores que integrarán la unicameral Asamblea Nacional.

Si ninguno de los postulantes que se presenten a la primera ronda alcanza la mayoría de votos suficientes señalados en la ley habrá una segunda vuelta el 7 de abril entre los dos candidatos más votados.

El calendario electoral establece que el 14 de mayo tomarán posesión los 137 asambleístas elegidos y que el 24 de mayo, cuando en Ecuador se conmemora la "Batalla de Pichincha", hito de la Independencia colonial, jurará el cargo el Presidente electo.