Dos jóvenes resultaron con quemaduras en sus cuerpos de entre el 80 y el 90% luego de que desconocidos, tras volar una torre de energía, provocaron un incendio en un municipio del suroeste del país, informaron el miércoles autoridades civiles.

El hecho trágico se produjo el martes en San Pedro, departamento de Valle del Cauca y a unos 245 kilómetros al suroeste de Bogotá.

"Lo que pasó en San Pedro fue que colocaron una carga explosiva en una torre de energía... Debido a la explosión se cayó la torre de energía y debido a la caída de la torre se rompió una parte de un tubo del oleoducto que pasa por la orilla del municipio de San Pedro y ocasionó un derrame del crudo que cayó al lado de la quebrada", explicó en diálogo telefónico el secretario de Gobierno de Valle del Cauca, Jorge Giraldo.

Precisó que el derrame del crudo produjo "unos incendios en dos viviendas que fueron destruidas totalmente y otras seis quedaron semidestruidas".

Como consecuencia de la conflagración, dos hombres jóvenes resultaron con quemaduras y, dada su gravedad, fueron trasladados a una clínica de la ciudad de Cali, capital de Valle del Cauca y a unos 300 kilómetros al suroeste de la capital colombiana.

Giraldo dijo que otras 14 personas fueron hospitalizadas por problemas respiratorios, pero advirtió que ya fueron dadas de alta.

En principio, Giraldo sindicó a rebeldes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) como los responsables de lo sucedido en San Pedro. "Según informes de las autoridades de la zona se presume que son las FARC ya que ellos tienen incidencia en la parte montañosa de ese municipio".