La Corte Suprema autorizó el miércoles a un juez pedir a Estados Unidos la extradición del ex militar Ray Davis por su responsabilidad criminal en el asesinato de dos ciudadanos estadounidenses en 1973, incluido Charles Horman, que inspiró en 1986 la película "Missing".

El abogado Sergio Corvalán, representante en Chile de la viuda de Horman, Joyce Horman, dijo en exclusiva a The Associated Press que el máximo tribunal aprobó por cuatro votos a uno que el juez Jorge Cepeda solicite a la justicia estadounidense la extradición de Davis, quien se desempeñaba como jefe de la misión militar de la embajada de Estados Unidos en Chile.

Corvalán dijo que el fallo de la sala penal de la Corte Suprema señala que Davis "es responsable criminalmente como autor de los delitos de homicidio calificado de Charles Horman y Frank Teruggi".

La Corte estimó que los asesinatos de ambos estadounidenses son un crimen de lesa humanidad, por lo que son imprescriptibles. Si fuera encontrado culpable por los tribunales chilenos Davis arriesga una pena que va de los 10 años a cadena perpetua.

Las detenciones de Horman y Teruggi se registraron pocos días después del golpe militar de 1973. Mientras Teruggi fue ejecutado en el Estadio Nacional, los últimos rastros que se tienen de Horman lo ubican en el Ministerio de Defensa, donde fue interrogado por varios militares chilenos, en presencia de un ciudadano estadounidense, que se cree era Davis, quien también actuaba como coordinador entre su embajada y los militares golpistas.

Corvalán agregó que el informe de la fiscal de la Corte Supema, Mónica Maldonado, que fue adjuntado al fallo, señala que en el caso de Horman y Teruggi "se cometió un homicidio", el cual pudo ser evitado por Davis.

Davis investigaba a sus compatriotas en el marco de los operativos de inteligencia encubiertos de la embajada estadounidense en Santiago contra quienes consideraban subversivos o extremistas, precisó el abogado.

Corvalán añadió que el hecho de que el tribunal considerara ambos homicidios como de lesa humanidad implica además que el principio de inmunidad diplomática no tiene prioridad.

Periodistas de The Associated Press ubicaron en Estados Unidos a la esposa de Davis, Patricia Davis, quien negó la culpabilidad de su esposo en los crímenes y aseguró que Ray está internado en un lugar que no precisó afectado por un avanzado Alzheimer.