El Gobierno alemán negó hoy haberse posicionado, ni a favor ni en contra, ante una eventual solicitud de rescate completo por parte de España.

Fuentes gubernamentales destacaron que la posibilidad de solicitar ayuda financiera a los fondos de rescate es un procedimiento establecido y que concierne exclusivamente al país afectado, y en el que Berlín no interviene.

El Ejecutivo alemán respondió así a informaciones que apuntaban a que Madrid contaba con el beneplácito de la canciller federal, Angela Merkel, para solicitar el respaldo del fondo permanente de rescate y forzar la compra de deuda soberana por parte del Banco Central Europeo (BCE).