Un país que crece económicamente, como Perú, tiene no solo el deber moral, sino además la capacidad real y financiera de lograr erradicar la pobreza y la desigualdad, afirmó hoy en Lima la secretaria de ONU Mujeres, Michelle Bachelet.

La expresidenta de Chile agregó que Perú es calificado mundialmente como un país de gran crecimiento económico desde los últimos años.

En ese sentido, Bachelet agregó que el gran desafío es que la educación permita a los jóvenes corregir "las tremendas desigualdades que aún persisten en América Latina".

La representante de las Naciones Unidas visitó hoy el centro de formación y desarrollo comunitario en Pachacútec, distrito de Ventanilla, acompañada por la primera dama de Perú, Nadine Heredia.

La esposa del presidente peruano Ollanta Humala dijo, por su parte, que si se invierte en las niñas, de generación en generación, se logra "finalmente que la pobreza disminuya en una sociedad".