El renombrado arquitecto brasileño Oscar Niemeyer fue hospitalizado en Rio de Janeiro, pero su médico dijo el miércoles que se encontraba "bien" y en condición estable.

Niemeyer, de 104 años, ingresó el sábado al Hospital Samaritano, de acuerdo con la portavoz Bruna Tenorio.

El médico del arquitecto, Fernando Gjorup, dijo por teléfono que Niemeyer "está bien".

"Está un poco deshidratado. Ingresó al hospital quejándose de náusea, no más. Tiene un suero salino, es todo", dijo Gjorup.

El médico no ofreció pronóstico alguno de cuándo Niemeyer podría ser dado de alta del hospital, donde se pasó casi dos semanas en mayo para ser tratado por neumonía y deshidratación. El año pasado, fue tratado allí por una infección urinaria.

Niemeyer diseñó gran parte de la futurista capital brasileña, Brasilia, y el Sambódromo de Río. Además, fue uno de los diseñadores del edificio de la ONU en Nueva York.