Un tribunal aumentó el miércoles de ocho años a 10 años y nueve meses la condena de cárcel para el ex dueño de una discoteca de Buenos Aires que se incendió en 2004 causando la muerte de 194 personas.

Omar Chabán había sido condenado a ocho años de prisión en mayo de 2011 por un tribunal oral al ser considerado responsable del "incendio culposo (no intencional) seguido de muerte y partícipe de cohecho activo" del local Cromañón, que fue pasto de las llamas a causa del lanzamiento de una bengala en medio de un concierto de la banda de rock Callejeros.

La Cámara Federal de Casación Penal, la mayor instancia judicial penal del país, debía decidir si confirmaba o modificaba las sentencias que Chabán y otros condenados recibieron en 2011 por parte de un tribunal oral.

Además, la cámara aumentó de 5 a 7 años la pena de prisión para el cantante Patricio Fontanet, ex líder de Callejeros, señalado como partícipe necesario en el incendio.

El siniestro ocurrió cuando, según testigos, tres espectadores del recital de Callejeros encendieron una bengala que impactó en el techo de la discoteca. El local estaba habilitado por las autoridades municipales pese a no cumplir con normas básicas de seguridad. La mayoría de los muertos fueron jóvenes.

En total, la cámara federal aumentó las penas a 9 de los 14 condenados, entre los que también hay ex policías y funcionarios, y ratificó los castigos para los cinco restantes.

Las penas son en suspenso por lo que los condenados permanecerán en libertad hasta que el fallo quede firme. Las defensas apelarán ante la Corte Suprema de Justicia. Por otro lado, el tribunal oral en lo criminal que los juzgó en 2011 determinará si ordena alguna detención.

Familiares de las víctimas del incendio se mostraron conformes con las penas dictadas. Nilda Gómez, mamá de una víctima, dijo a periodistas que "había temor de que quedaran funcionarios absueltos".

Gómez dijo que Chabán "estuvo tapándose los oídos mientras leíamos los nombres de los chicos y simulando que se descomponía. Es un gran actor".

El incendio de Cromañón provocó un escándalo que culminó en la renuncia del entonces jefe de Gobierno (alcalde) de la ciudad, Aníbal Ibarra.