El primer ministro chino, Wen Jiabao, se reunió en Pekín con el rey camboyano Norodom Sihamoni para ofrecer sus condolencias por la muerte de su padre, Norodom Sihanuk, antiguo monarca de Camboya y fallecido en la capital china en la madrugada del lunes, informó hoy la prensa estatal.

Wen, quien también ofreció sus condolencias al primer ministro, Hun Sen. y a la reina madre y viuda de Sihanuk, Norodom Monineath, destacó que el fallecido ex soberano "hizo esfuerzos incansables y contribuyó de manera destacada en la independencia de Camboya y su desarrollo pacífico", según la agencia oficial Xinhua.

En las reuniones, mantenidas el lunes por la noche, poco después de la llegada a Pekín de los jefes de Estado y Gobierno camboyanos, Wen subrayó que el ex monarca "fue un amigo del pueblo chino" durante más de 40 años.

Sihamoni y Hun Sen llegaron ayer a Pekín para hacerse cargo de los restos de Sihanuk, quien vivía largas temporadas en la capital china con el fin de seguir tratamientos médicos para su delicado estado de salud (padecía cáncer de colon y diabetes, entre otras enfermedades).

El rey y el primer ministro permanecerán en Pekín hasta mañana, miércoles, cuando tomarán un avión que transportará el cuerpo de Sihanuk a la capital camboyana, Phnom Penh, donde se oficiarán los funerales en el Palacio Real y siguiendo el rito budista.

El rey Sihanuk mantuvo durante décadas una intensa relación con China y durante algunos años del régimen de los jemeres rojos encabezados por Pol Pot vivió refugiado en Pekín, donde trabó amistad con Mao Zedong y su mano derecha, Zhou Enlai.