Una delegación de Argentina se reunió hoy con funcionarios del Ministerio de Exteriores de Ghana para abordar la crisis de la fragata "Libertad", retenida en un puerto del país africano desde el pasado día 2 por una denuncia presentada por acreedores del Gobierno argentino, que reclaman el pago de deudas.

Fuentes del Ministerio de Exteriores ghanés confirmaron la reunión a los periodistas, pero no precisaron ni el resultado de esas conversaciones ni la composición de la delegación del país sudamericano.

El Gobierno de la presidenta argentina, Cristina Fernández, anunció el jueves pasado el envío a Ghana de una "misión política" para resolver el conflicto, integrada por el viceministro de Defensa, Alfredo Forti, y el vicecanciller, Eduardo Zuain.

La reunión se celebró un día después de que el almirante Carlos Alberto Paz dimitiera como jefe de la Armada argentina en medio del conflicto por la retención del buque escuela de la fuerza en el puerto de Tema, a unos 25 kilómetros al este de Accra.

El pasado día 11, el Tribunal Superior de Accra rechazó liberar la embarcación, como pedía el Gobierno sudamericano, y dio la razón a NML Capital Limited, la empresa que representa a fondos de inversión que reclaman a Argentina el pago de deudas pendientes.

El juez ghanés Richard Agyei Frimpong dictaminó que Argentina no presentó argumentos que justifiquen la retirada de la orden judicial que retiene a la nave.

A fin de liberar al buque, el Gobierno argentino ha solicitado la colaboración de aquellos países que tienen marineros enrolados en la fragata "Libertad", como Chile, Uruguay, Paraguay, Bolivia, Venezuela, Brasil, Perú y Suráfrica.

La mayoría de los 200 tripulantes del buque escuela son argentinos, pero hay también 14 chilenos, ocho uruguayos y un marinero de cada uno de los países citados anteriormente.

La fragata "Libertad" está retenida en Ghana desde el pasado 2 de octubre por orden del Tribunal Superior de Tema, tras una denuncia interpuesta por NML.

NML representa a fondos de inversión que reclaman a Argentina el pago de deudas pendientes reconocidas por la Justicia estadounidense por la compra de bonos durante la crisis que sacudió al país sudamericano en 2001.

El buque salió del puerto de Buenos Aires el pasado 2 de junio para realizar el tradicional viaje de graduación de guardiamarinas que incluye, por primera vez, Ghana, Angola y Namibia.