El gobierno suizo ha congelado casi 1.000 millones de francos suizos (1.070 millones de dólares) relacionados con los gobernantes despóticos de cuatro naciones árabes, dijo un funcionario helvético.

M. Valentin Zellweger, quien como director del departamento de derecho internacional del Ministerio de Relaciones Exteriores suizo también supervisa los "fondos de los potentados", dijo que esos bienes confiscados desde principios del 2011 están relacionados con los gobernantes de Siria, Libia, Túnez y Egipto.

El funcionario dijo el martes a los reporteros que el gobierno suizo colabora con Túnez y Egipto para devolver ese dinero, incluyendo 700 millones de francos (755 millones de dólares) acumulados por el ex presidente egipcio Hosni Mubarak y sus allegados.

El gobierno suizo dijo que ya devolvió unos 1.700 millones de francos (1.830 millones de dólares) en los llamados activos de los dictadores a Perú, Filipinas, Nigeria, Angola, Kazakjistán, México y otros países en los últimos años.