La agencia de medición de riesgos Standard & Poor's ha rebajado hoy la calificación de varios bancos españoles -BBVA, Caixabank, Santander, Banesto, Sabadell, el Popular y BFA-Bankia- como consecuencia de la bajada de nota aplicada la semana pasada a la deuda soberana española.

En un comunicado, la agencia estadounidense indica que la rebaja se ha aplicado a todas las entidades financieras que mantenían una calificación superior a BBB-, que es la que actualmente ostenta la deuda soberana española.

La rebaja de S&P afecta también a Santander Consumer, filial de créditos al consumo de Santander, pero no a Santander Totta, filial del grupo en Portugal.