Senegal fue descalificado el martes de la Copa Africana de Naciones del año próximo, aunque el país estaba de todos modos al borde de la eliminación cuando sus aficionados protagonizaron una serie de disturbios en la tribuna durante el encuentro contra Costa de Marfil, que debió interrumpirse.

La Confederación Africana de Fútbol informó que Senegal quedó sin derecho a seguir participando en la eliminatoria y por lo tanto se perderá el torneo que se disputa en enero y febrero, por los problemas ocurridos en el Estadio Leopold Senghor de Dakar, el sábado. Los enfrentamientos ocasionaron que el árbitro diera por concluido el cotejo en el segundo tiempo.

Podría haber otros castigos para Senegal, informó la Confederación en su comunicado. La junta disciplinaria del organismo analizará posibles medidas adicionales.

La Confederación confirmó que Costa de Marfil ganó sobre la mesa el encuentro y avanzará a la Copa Africana, que se realizará en Sudáfrica.

Costa de Marfil ganaba por 2-0 a los 74 minutos del partido de vuelta y tenía una ventaja de 6-2 en el global, en la última ronda de la eliminatoria, cuando los aficionados senegaleses incendiaron sus propias banderas y comenzaron a causar destrozos en la tribuna. Lanzaron objetos a la cancha y agredieron a los aficionados visitantes.

Los hinchas arrancaron una parte de la valla metálica que separaba a los aficionados de ambos equipos, lo que obligó a la policía a lanzar gases lacrimógenos para dispersar a la multitud.