El candidato republicano a la Presidencia de Estados Unidos, Mitt Romney, utilizó hoy el escándalo por la operación encubierta "Rápido y Furioso", que permitió el trasiego ilegal de miles de armas a México en 2009, para criticar la gestión del presidente y aspirante a la reelección, Barack Obama.

"Miles de armas llegaron a México a manos de señores de la guerra (...) e incluso causaron la muerte de ciudadanos estadounidenses. ¿Quién hizo eso? -se preguntó el exgobernador de Massachusetts-. Fue una gran tragedia", añadió durante el debate presidencial en la universidad Hofstra de Hempstead (Nueva York).