Ladrones robaron obras de Picasso, Monet, Gauguin y Matisse, posiblemente valoradas en cientos de millones de euros, de un museo de Rotterdam el martes.

La policía no ha dicho cómo lograron su hazaña en la madrugada, pero un experto que rastrea arte robado dijo que claramente sabían lo que buscaban.

"Esos ladrones se llevaron tremendo botín", dijo Chris Marinello, quien dirige el Registro de Arte Robado.

El robo en el museo Kunsthal es uno de los más grandes que se hayan perpetrado en Holanda y es un fuerte golpe para la fundación privada Triton, que se exhibía por primera vez públicamente como colección.

"Es la peor pesadilla de cualquier director de museo", dijo la directora del Kunsthal, Emily Ansenk, quien se encontraba en Estambul en un viaje de negocios pero regresó de inmediato.

La noticia del robo "cayó como una bomba", expresó la directora en una conferencia de prensa en la cafetería del museo.

Se negó a revelar detalles de cómo entraron los ladrones al edificio o cómo se protegen las obras, y se limitó a describir su sistema de seguridad como "de punta" y "funcional".

Willem van Hassel, el presidente del museo, dijo que su sistema de seguridad era automatizado y que no cuentan con guardias en el lugar.

La policía arribó a la escena cinco minutos después de que sonara una alarma, dijo, y describió el seguro del museo como adecuado para la exhibición.

La colección se exhibía como parte de las celebraciones del 20 aniversario del Kunsthal.

La vocera policial Willemieke Romijn dijo que los investigadores estaban revisando grabaciones de video del robo, que ocurrió alrededor de las 3 de la madrugada, y que llamaban a cualquier testigo a que se presente a declarar.

Marinello, del Registro de Arte Robado, dijo que los artículos sustraídos podrían valer "cientos de millones de euros" de venderse legalmente en subasta. Sin embargo, añadió que eso ahora sería imposible, pues las pinturas ya se registraron como robadas a nivel internacional.

Las pinturas robadas son "Cabeza de arlequín " de Pablo Picasso, de 1971; "El Puente de Waterloo, Londres" y "El Puente de Charing Cross, Londres" de Claude Monet, de 1901; "La lectora en blanco y amarillo " de Henri Matisse, de 1919; "Mujer delante de una ventana abierta" de Paul Gauguin, de 1898; "Autorretrato" de Meyer de Haan, circa 1890, y el trabajo de Lucian Freud "Mujer con los ojos cerrados" del 2002.